NI PA TÍ, NI PA MI

(clicka la imagen para agrandarla)

DE VUELTA

(clicka la imagen para agrandarla)

Bueno, todo vuelve a su sitio poco a poco. Un mal momento lo tiene cualquiera, también un mal susto. Pero cuando el susto es enorme, todo cobra una dimensión diferente, quizá por la incertidumbre, por la impresión o incluso el miedo, y el ¿como será todo a partir de ahora? Y sim embargo con un, "nada grave" de respuesta, ya nada parece tan serio ni tan amenazador, entonces ya no hay que tocar ningún esquema, se restan kilos de preocupación, y entonces todo vuelve a seguir como antes, aunque con un susto bueno y una coletilla nueva: ¡¡No vuelvas a inmitar a Arguiñano!! o ¡¡Menudo cocinillas estás hecho!! o ¡¡Un hombre en la cocina, normal!! (Males menores jeje). En cualquier caso, vuelvo a recalcar las mil gracias que le debo a la gente del Hospital Virgen de la Montaña de Cáceres, (no me extraña su fama) y no serán suficientes, aunque sea tarea la hagan cada día, y sea habitual para ellas. Pero me siento muy agradecido. Igualmente para mi familia y amigos, ahora si que los he tenido muy cerca, en especial mi hermano José. Y cómo no tambien para la gente del Centro de Salud de Miajadas que continúan la tarea, para cerrar este episodio, que es uno de tantos otros, de los infinitos que habrá, pero lógicamente, yo si puedo reducirlo a uno concreto y devolver parte del favor y la atención recibidos. GRACIAS.